La Escuela de Tráfico de la Guardia Civil visita Sacedón y aparca en el colegio de La Isabela, para disfrute y goce de los niños

Más de treinta vehículos en ruta desde Murcia pararon en el municipio ribereño, auspiciados por el General Jefe de Zona de la Guardia Civil en Extremadura, José Antonio Hurtado, Hijo Predilecto de Sacedón


Doce alumnos, oficiales del LXIII curso de tráfico en su modalidad de Dirección, y dieciséis acompañantes, un total de 28 motos, a los que se sumaron tres turismos, un furgón taller, una ambulancia y un autobús, hicieron parada y posta en Sacedón en su ruta de vuelta a Extremadura, donde se encuentra la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil.

Al frente de ellos, el Coronel Director de la Escuela D. Tomás García Gazapo, que fue recibido por el alcalde, Francisco Pérez Torrecilla. Junto a ellos, también acudieron el General Jefe de la zona de Castilla la Mancha, el General Jefe de la zona de Extremadura, natural de Sacedón, el Comandante del Sector de tráfico de Castilla la Mancha y el Capitán Jefe del Subsector de Tráfico de Guadalajara.

“Es un orgullo para nosotros recibir esta visita, por todo lo que significa para Sacedón el cuartel de la Guardia Civil que albergamos y la propia figura de "nuestro general Hurtado", al que nombramos Hijo Predilecto este mismo año”, manifestó el alcalde. Tras compartir comedor y mesa con todos los alumnos y mandos de la escuela se intercambiaron sendas placas en reconocimiento y agradecimiento por la visita y la jornada vivida en Sacedón.
En su visita al municipio, los efectivos hicieron parada en el colegio público La Isabela, donde los niños disfrutaron del espectáculo de los treinta vehículos desplazados y de la presencia de los propios guardias civiles, que departieron alegremente con los niños.

"No hay nada que genere más satisfacción que ver la cara de alegría y felicidad de un niño disfrutando del momento, y eso es lo que pudimos sentir todos viendo a los niños subidos en las motos y haciendo sonar sus motores y sus sirenas sin parar. Todo un espectáculo de diversión que pudimos vivir en el colegio de Sacedón gracias a la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil".