Un Pleno sin oposición, falta de respeto a los vecinos

El último Pleno ordinario celebrado en Sacedón lo hizo sin la participación del grupo municipal Popular, que se excusó en problemas de agenda para dejar completamente vacía su bancada. El Gobierno municipal sacó adelante dos mociones presentadas por el grupo socialista, el grupo popular retiró otra presentada por ellos ante la imposibilidad de defenderla


Hubiera quedado en triste anécdota si no fuera porque no es la primera vez que sucede, ya son demasiados los Plenos en los que los vecinos no pueden confiar en el necesario trabajo de la oposición para ejercer de contrapeso al Gobierno municipal.
Sobre la mesa, tres mociones, dos de ellas socialistas y una popular, para la modificación del reglamento de espectáculos taurinos de Castilla La Mancha, que fue retirada. Las otras dos, sendas solicitudes al Gobierno de España para contar con más efectivos de Guardia Civil y Policía Nacional y para que no se suprima la Oficina de Registro, fueron aprobadas por unanimidad con los votos a favor de PSOE e Independientes de Sacedón.

El equipo de Gobierno lamenta que la oposición no tenga tiempo para asistir a los plenos, ni siquiera para debatir las mociones que ellos mismos presentan. Esta situación de falta de asistencia al Pleno se ha dado ya en varias ocasiones a lo largo de estos dos años de mandato, en los que, para mayor inri, sólo han presentado tres propuestas al Pleno, siendo una de ellas, la última, retirada sin siquiera haber podido ser expuesta y debatida.

Seguridad, un asunto de estado
Guadalajara es la provincia con menor número de agentes de la región, a pesar de ser la que cuenta con mayor número de poblaciones. Un problema que se ha visto agravado, pues contamos con 16 guardias civiles menos y 48 policías nacionales menos que en 2016. Por contra, aunque íntimamente relacionado, cada vez son más los episodios de robos que preocupan a los habitantes de poblaciones rurales como Sacedón o Córcoles.

No extraña pues la moción aprobada por el Pleno, clamando al Gobierno por un mayor número de efectivos de los cuerpos de seguridad del estado. Una reivindicación que viene a sumarse a la de que no desaparezca la Oficina de Registro del municipio ribereño, que por órdenes del Ministerio de Justicia cerraría sus puertas para ofrecer sus servicios únicamente desde Pastrana, suponiendo un empobrecimiento palpable de los servicios que se ofrecen en la comarca, muestra de la poca sensibilidad del Gobierno hacia los pueblos pequeños.