La nueva depuradora de Sacedón podrá dar servicio a una población de 6.000 habitantes una vez que sus obras han sido retomadas este año

La nueva estación depuradora de aguas residuales de Sacedón podrá dar servicio a una población de 6.000 habitantes, una vez finalicen las obras que el Gobierno regional está llevando a cabo después de que fuesen paralizadas en la anterior legislatura.

El director provincial de Fomento, Julio Calle, junto al alcalde, Francisco Pérez Torrecilla, visitó las obras, para comprobar la evolución de los trabajos que está previsto concluyan en el tercer trimestre del próximo año.

Las obras de la estación depuradora de aguas residuales de Sacedón se paralizaron el septiembre de 2011 y ahora el Gobierno regional no solo ha retomado los trabajos, sino que ha incluido mejoras al proyecto inicial, adaptándolo a las necesidades futuras del municipio.

La depuradora realiza el tratamiento del agua residual mediante procesos biológicos de aireación prolongada con eliminación de nutrientes. No sólo se depura el agua, sino también el fango, que puede ser utilizado en aplicaciones agrícolas.

La depuradora se ubicará en los terrenos de la antigua depuradora de lagunaje, ahora con una capacidad de 6.000 habitantes y un caudal medio de 1.467 metros cúbicos al día. Estos trabajos tienen un coste de 2.283.918 euros, íntegramente financiados por la Consejería de Fomento.