Entrevista a Pedro Lázaro, autor de Coplas de Ronda

El próximo sábado, 9 de diciembre de 2017 tendrá lugar a las 19:00 la presentación del libro COPLAS DE RONDA, que recopila las coplas que cantaban nuestros antepasados en las rondas navideñas. Entrevistamos a su autor, Pedro Lázaro.

¿Cómo surge la idea de recopilar por escrito todas estas coplas?
La idea se me ocurrió en el año 2013, en la primera Zambombada que hicimos en el Bar Plaza de Sacedón. El tema era recopilar alguna copla para tenerla en tres ó cuatro folios y repartirlos a los asistentes en años posteriores. Pero no fue hasta el año 2014 cuando empecé a comentar a la gente que canta en las rondas la idea que tenía y quería hacer.

¿Cuál fue el proceso?
Como digo, lo fui comentando a unos y otros. Cuando lo hablé con Santi (Santiago Martínez Garrido) le pareció bien y al día siguiente me escribió de su puño y letra unas cien coplas, que fueron las primeras. Me habrá facilitado, fácil, unas trescientas coplas. A partir de ese momento me dieron los colaboradores, a los que hago mención en los agradecimientos, todas las que aparecen en el libro.

¿Cuánto tiempo te ha llevado?
Desde que me puse formalmente he estado dos años entretenido.

¿Constaban por escrito o provienen de tu memoria y la de tus colaboradores?
Provienen todas de los colaboradores, de ellos es el mérito. Yo la verdad, no soy buen cantante ni buen músico, pero no me gusta que nuestras tradiciones se pierdan, y ésta, estaba casi perdida. La tenemos que por a flote sea como sea.

¿Tienes constancia de a qué época se remonta la tradición?, ¿hay algunas más antiguas o son todas del mismo corte?
La verdad no sabría decirte de qué época viene la tradición. Yo lo he visto siempre y era una cosa normal en nuestras vidas. Las cantaban nuestros abuelos y han ido pasando por las generaciones hasta el día de hoy; pero la verdad, no sé de qué época data. Las hay unas más antiguas que otras. Una, por ejemplo, habla, sin querer hacer publicidad, del Actimel.

¿Cuáles son tus favoritas?
Podría decir muchas, pero unas de las que más me gustan son la de “Las cuatro esquinas”, “Mi suegra la tía pescueza” y “Cuatro patas tiene un galgo”, entre otras.

Cuatro vamos en la ronda
dos primos y dos hermanos
el que quiera alguna cosa
a las cuatro esquinas vamos
a las cuatro esquinas vamos
cuatro vamos en la ronda

Me dijo barriga verde
mi suegra la tía pescueza
me dijo barriga verde
y yo le dije tía galga
corre usted más que las liebres
mi suegra la tía pescueza
me dijo barriga verde

Cuatro patas tiene un galgo
y cuatro tiene la liebre
y cuatro tiene la cama
donde mi morena duerme

¿Hay alguna originaria propiamente de Sacedón, por ejemplo la de la fuente del botón, o son adaptadas?
Sí, sí, claro. La del botón y las nombradas en la pregunta anterior son de aquí.

Hay un bicho venenoso
en la fuente del botón
deja a las chicas preñadas
y echan la culpa a los mozos
y echan la culpa a los mozos
hay un bicho venenoso

¿Se conoce su origen o son fruto de la sabiduría popular?
Pienso que son de fruto de la sabiduría popular. Tenían mucha imaginación o simplemente sacaban un cantar por cualquier motivo. Creo que eso va en el ADN español.

Muchas tienen letras que poco o nada tiene que ver con la Navidad propiamente dicha, ¿se cantaban sólo entonces o en otras fiestas a lo largo del año?
¿Tú crees? Todo lo que tiene letra se toca con los instrumentos navideños y todo lo que este libro recoge se canta en estas fechas. Posiblemente hay canciones que se pueden cantar en otras fiestas y momentos, pero te aseguro, que en estas fechas también. Es más, quien ha facilitado todas las coplas las cantan con zambomba en mano. Os invito a comprobarlo al finalizar el acto de presentación, pues tenemos preparada la V Zambombada Bar Plaza.

¿Recuerdas alguna historia de aquellas rondas de infancia?
¡Sí, claro!. Eran fantásticas, desde el 8 de diciembre (que rondaban los quintos) hasta el día de Reyes eran constantes las rondas. No podría decir el número de rondas que salían. Pasaban por casa de mis padres una, otra y otra. Cuando veían luz en la ventana se paraban y hasta que no les abrías la puerta y les invitabas a una copa (coñac o anís), no se marchaban. Era impresionante. La noche para mí más bonita era la de Reyes y su posterior acompañamiento en la Cabalgata, que en Sacedón se hace el día 6 de enero.
Es una cabalgata que es desconocida en Castilla La Mancha. Desde esta entrevista invito a los medios de comunicación para que venga y la vean. Y una vez la hayan visto que piensen en retransmitirla. La misma lleva más de 25 años.
También quiero invitar a tod@s a acudir este año a la Cabalgata de Reyes de 2018, como lo hacíamos no hace mucho tiempo, con los instrumentos típicos de estas navidades: zambomba, botella de anís, almirez, etc. Y así, volver a sentir en primera persona nuestra Cabalgata.

¿Son tan diferentes las navidades de ahora de las de entonces?
Totalmente, no tienen nada que ver. Era una fiesta de estar en la calle, ahora no. Cuando era un poco más joven lo bares y discotecas tenían horario muy diferente al de ahora. Cerraban sobre las tres de la mañana. Entonces improvisábamos, se cogían las zambombas y demás instrumentos y a dar vueltas por el pueblo. Esos días no había problema de ruido, se permitía “todo”, siempre dentro de un orden.

Desde hace unos años se está intentando recuperar la tradición, ¿cuajará en tu opinión?
Esa es la idea, que cuaje o no el tiempo lo dirá. Tenemos que meter ese gusanillo y ayudar a los más jóvenes a conseguirlo. Mucha suerte.

No quiero desaprovechar la ocasión, que me brindas, para dar las gracias públicamente al Excmo. Ayuntamiento de Sacedón por el patrocinio de este libro, y cómo no, a todos lo que han colaborado en el mismo desinteresadamente.